Consejos para conseguir buenas referencias personales

Uno de tus activos más importantes es tu balance de referencias profesionales. De hecho, las referencias pueden ser determinantes en la decisión de un reclutador a la hora de la contratación.

Como veras, es de suma importancia que manejes tus recomendaciones cuidadosamente para aprovecharlas de la mejor manera posible.

Primero que nada, lo más importante es pedírselas a la gente que tiene cosas buenas que decir acerca de ti. Este consejo parece ser obvio, pero hay muchas personas que incluyen referencias con opiniones mixtas.

Al pedir referencias, te recomiendo hacerlo a través de un método directo como una llamada telefónica o correo electrónico. Las referencias directas dan una mejor imagen de ti como posible candidato para el puesto deseado.

Y si no estás seguro de poder de obtener referencias, llama a personas que conozcas y pídeles amablemente que te recomienden.

Recoge cartas de recomendación de colegas y supervisores en todas las posiciones.

Las búsquedas de trabajo de hoy se van rápidamente, y tener poco tiempo puede hacer que sea difícil conseguir cartas de recomendación.

Evita esta situación pidiendo cartas de recomendación lo más pronto posible.

Lo ideal es solicitarla algunas semanas antes de salir de una posición, pero después de haber dado la notificación, solicita una carta que puede guardar en tu archivo para cualquier futura búsqueda de empleo, o becas.

Si eres constante, tendrás una serie de recomendaciones preparadas en cualquier momento que sea necesario. No te limites a pedir recomendaciones de superiores, también lo puedes hacer de personas que han trabajado para ti o contigo.

Otra buena táctica es pedir recomendaciones personalizadas: puedes pedir a tus potenciales referencias poner mayor énfasis en tus habilidades.

Por ejemplo:

  • “Karina: tengo la sensación de que a esta empresa le importa mucho mi capacidad de liderazgo”
  • “Javier: tengo la sensación de que a esta empresa le importa mucho lo rápido que hago mi trabajo?”
  • “Carlos: me parece que a esta empresa le importa mucho si trabajo bien bajo presión y en equipo”

Mantente en contacto con tus referencias.

A medida que avances en tu búsqueda de empleo, mantén a tus referencias actualizadas.

Hazles saber que pueden llegar a recibir un llamado del reclutador y da un plazo de tiempo para el contacto.

También puedes orientar a la referencia para esa ocasión:

Por ejemplo:

  • “Carlos: Durante la entrevista, el director de Recursos Humanos, la Sra. Álvarez, puso mucho énfasis sobre mi capacidad de manejar diferentes tareas tengo la sensación de que esto es muy importante para ellos”

Ahora, no olvides que las referencias deben sonar sinceras, y espontaneas.

En otras palabras, no trates de ensayar ni le pidas todo un discurso a la persona que te da la referencia.

De hecho, si quieres tus referencias resalten alguna particularidad de tu perfil, hazles saberlo de forma indirecta.

Por ejemplo, esto está mal:

  • “Carlos: Durante la entrevista, el director de Recursos Humanos, la Sra. Álvarez, puso mucho énfasis sobre mi capacidad de manejar diferentes tareas tengo la sensación de que esto es muy importante para ellos, ¿cuándo hables con ella podrías decirle lo bien que desempeño diferentes tareas al mismo tiempo? Te estoy muy agradecido.” ERROR

Es importante mantener a tus referencias actualizadas sobre tu situación e igual de importante es agradecerles después, independientemente de los resultados de la búsqueda.

Deja que tus referencias sepan lo que pasa, y asegúrese de agradecerles por sus esfuerzos, sobre todo si tuvieron que hacerlo mientras estaban ocupados.

Una buena manera de solicitar una referencia – incluso desde un antiguo jefe o profesor es:

  • “Estimado Profesor González, yo era un estudiante en su clase de Teoría Jurídica en la Universidad Autónoma de México. Actualmente estoy aplicando para ser un empleado de la Corte Suprema de Justicia, y me gustaría saber si usted se sentiría cómodo dando una referencia para mí.”

Es importante asegurarse de que la persona pueda decir algo realmente bueno sobre ti, puede que muchas personas te digan que sí, simplemente porque son amigables, pero si sus cartas no son lo suficientemente buenas, ya sea porque no te conocen lo suficiente o simplemente porque no son personas con una gran habilidad lingüística, tu serás el mayor afectado.

Proporciona siempre a tu referencia una copia de la descripción de la posición (para un puesto de trabajo) y una copia actualizada de tu Curriculum Vitae.

Nadie puede saber todo sobre ti, y es muy útil disponer de esa información.

Pídele a tu referencia que mencione tus características como persona, y como profesional.

Un gran error qué puedes llegar cometer es citar a tus amigos o familiares como referencias.

Es obvio que tus amigos y familiares solo hablaran bien de ti, y trataran de venderte de la mejor manera.

Sin embargo, un seleccionador siempre espera un poco más de objetividad de un jefe o compañero de trabajo que ha tenido la oportunidad de observarte en el ambiente laboral.

Por eso es perjudicial que cites personas que no hayan tenido contacto contigo como profesional a la hora de conseguir trabajo.

Por último, siempre, siempre da gracias a tus referencias.

Ellos se tomaron el tiempo de escribir cartas para ti y ellos tienen un rol importante a la hora de ser elegido para un trabajo.

Y también puede que te vuelven a ayudar en otra ocasión cuando vuelvas a buscar empleo, no solo con cartas de recomendación sino puede que incluso ellos te empleen o te recomienden para otros trabajos.

Así que siempre se agradecido con tus referencias y siempre devuélveles el favor en caso de que ellos también necesiten cartas de referencia algún día.

 

One Response to “Consejos para conseguir buenas referencias personales”

Read below or add a comment...

  1. Miguel Perez says:

    Una buena manera de conseguir buenas referencias profesionales es ir labrándolas a través del tiempo, para ello es fundamental mantener cultivar buenas relaciones, profesionales peor también personales, tanto con los compañeros de trabajo como con los superiores.

    Este es un trabajo constante y a largo plazo, pero a la larga es un factor clave para nuestra felicidad y desarrollo profesional. En este artículo se ofrecen consejos interesantes para mejorarlas relaciones en el trabajo

Deja un comentario:

*