Como contestar la pregunta sobre el sueldo anterior en una entrevista de empleo.

Al cambiar de empleo, todo trabajador anhela tener un aumento de sueldo. Sin embargo, hay que estar preparados para que durante una entrevista de trabajo, el seleccionador pregunte sobre el sueldo anterior.

El pasado financiero es más que relevante, porque demuestra la tendencia que tenia el trabajador en los trabajos anteriores, y la respuesta a esta pregunta forma parte de la negociación del sueldo.

La mayoría de los postulantes siempre dudan sobre cuál es la manera correcta de contestar esta difícil pregunta:

“Quisiera ganar más, y tener mayores beneficios: si hablo de un monto menor al que ganaba, entonces puede que crean que no soy un buen profesional, y si hablo de un monto mayor, quizás no me tomen”.

 

Vayamos por partes…

Lo primero que tienes que saber, es que raras veces un entrevistador se olvida de hacer esta pregunta, aunque si es que te la hace, es un claro indicio de que la empresa está interesada en ti como candidato, porque

la negociación del sueldo siempre es al final del proceso de selección.

En otras palabras, si el entrevistador te hace esta pregunta, alégrate mucho, y prepárate a negociar tu sueldo.

Debes estar preparado a que el seleccionador no solo se interese en tu sueldo anterior, sino que, y mas que nada te de pie para negociar tu futuro sueldo y beneficios parasalariales.

Esta pregunta, aunque puede llegar a  tener varias formas, básicamente siempre tiene la siguiente connotación:

  • Cuanto quieres cobrar?
  • Que beneficios deseas percibir?

Si el entrevistador empieza preguntando por los beneficios que percibías anteriormente, en realidad, lo que quiere saber es cuál es tu piso salarial de negociación.

Me explico mejor:

mucho antes de iniciar tu búsqueda laboral, debes tener en cuenta una banda salarial: y mas que nada tu piso de negociación, y los beneficios que te gustaría tener.

Por ejemplo, podrías tender en cuenta una suma de dinero que te gustaría percibir y una lista de beneficios mínimos:

  • Por ejemplo, podrías pensar que te gustaría ganar entre 900 y 1200 (pesos, dólares, euros, bolívares, etc.) En este caso, 900 es el piso de negociación, y no aceptarías el empleo, si te ofrecen menos que eso.
  • También piensa en otros beneficios mínimos que te gustaría tener: por ejemplo algunos beneficios mínimos e indispensables como: seguro medico, licencias por días de estudio, etc.
  • Nunca te olvides que la experiencia que puedes llegar a obtener también es un beneficio, porque es parte de tu crecimiento laboral. Un claro ejemplo son los jóvenes profesionales que aceptan puestos de altas exigencias, sin cobrar grandes beneficios, solo por la experiencia de estar en un puesto de esas características.

Cabe de destacar, que las pretensiones varian de puesto en puesto, así es que un gerente regional, seguramente pretenderá como uno de los beneficios, que la empresa le asigne un medio de transporte, y un estudiante tendrá como requisito mínimo e indispensable poder tomarse varios días al año para poder preparar los examenes en su facultad.

Solo autoanalízate, y ten en cuenta un mínimo de beneficios que te gustaría tener al aceptar la posición.

También debes tener en cuenta, que si el entrevistador empieza preguntando por el sueldo anterior, al contestar, nunca hables mal de la empresa donde has trabajado.

Aunque hayas cobrado una miseria, y cambiaste de trabajo solo por el sueldo, debes contestar de una forma correcta, y muy respetuosa.

Existen muchas formas y maneras de decir lo mismo, y a la hora de una entrevista, debes tener en cuenta como contestas una pregunta tan delicada.

Voy a darte algunos ejemplos:

  • “En la empresa anterior cobraba una miseria” INCORRECTO
  •  “El sueldo de la empresa anterior estaba por debajo de mis expectativas” CORRECTO
  • “La empresa anterior no valoraba mis esfuerzos, y por eso estoy buscando un nuevo empleo” INCORRECTO

Igualmente, trata de no tocar temas acerca de tu ultimo trabajo, a menos que te lo pregunten. No es lo mismo decir demás, que no decir nada.

Si hablas demás, puede que salgas muy perjudicado, y que pierdas el buen impacto.

Recuerda que en realidad estas negociando tu nuevo sueldo.

Si observas con atención este aspecto de la selección, te darás cuenta de que en realidad al reclutador poco le importa tu sueldo anterior, la empresa anterior o tu trabajo anterior.

En realidad las razones de estas preguntas son las siguientes:

  • Como puede contribuir este candidato?
  • Que conocimientos puede aportar el candidato?
  • Como es el perfil del candidato?
  • Es flexible, sabe desenvolverse en equipo?
  • Que sueldo, beneficios, etc. quiere obtener el candidato?

Entonces, como negocio mi sueldo, sin perder la oportunidad de trabajar, y sin rebajarme?

Primer y gran consejo: nunca mientas.

Imagínate que te preguntan sobre algunos de los aspectos de tu trabajo anterior, incluyendo el tema del sueldo, y tu mientes.

Imagínate que el seleccionador se toma el trabajo de averiguar algunos de tus antecedentes en la empresa anterior, y descubre la mentira…

Así es, quedaras ELIMINADO!

A pesar de que nunca deberías mentir, hay cierta información que puedes omitir.

Y digo omitir, porque “omitir” no es lo mismo que “mentir”.

Un claro ejemplo es que en muchas empresas los trabajadores firman una clausula de “no divulgación”, o en otras palabras no le pueden revelar a cualquiera ciertos aspectos de su trabajo anterior, incluyendo el sueldo.

Así que puedes decir tranquilamente que no puedes contestar, lo cual dicho sea de paso te beneficiara enormemente, porque con tu respuesta demuestras que eres una persona fiel a la empresa, y a tu palabra.

Otra cosa mas que válida sobre el sueldo anterior, es que muchas veces el trabajador no realiza las mismas tareas cuando termina la relación laboral que cuando empezó su carrera en la compañía.

Además, ten en cuenta que diferentes empresas pueden pagar sueldos diferentes por el mismo puesto. Por lo tanto, recuerda que lo que importa es la negociación de tu nuevo salario, y no la discusión de tu sueldo anterior.

Tal como dije, al entrevistador no le importa para nada cuanto cobrabas, y es muy raro que empiece la negociación del sueldo de esa manera.

Un último consejo:

Los malos buscadores de empleo RUEGAN.

Los buenos SE VENDEN.

No tiene nada de malo que quieras sacar los mayores beneficios de la negociación: para eso eres un buen profesional, que sabe lo que puede llegar a aportar a la empresa, y créeme, las empresas buscan soluciones.

Si puedes ser parte de una solución, negocia un buen sueldo.

Recuerda: no es difícil conseguir empleo si tienes el enfoque correcto!

.

.

18 Responses to “Como contestar la pregunta sobre el sueldo anterior en una entrevista de empleo.”

Read below or add a comment...

  1. Está muy subjetivo el artículo y hay varias fallas, tambien hay que tomar en cuenta la diversidad de mercado, y políticas de cada empresa para este tema. Saludos

  2. Ernest Cazenave says:

    Creo que el articulo comete varios errores…..el principal de ellos es que hoy por hoy las empresas buscan la maxima rentabilizacion de su presupuesto, y se ha hecho costumbre preguntar por las pretensiones de renta, en la entrevista inicial para asi filtrar y dejar fuera a los candidatos que, definitivamente la empresa no contrataria porque pidieron algo muy por encima de lo que la empresa considera gastar.
    Otra cosa importante es que siempre se debe mencionar el sueldo bruto y no el liquido pues asi le estamos diciendo a la empresa que somos conscientes del costo total que nuestra contratacion tendrá para ellos….

  3. Un tema siempre espinoso en una entrevista de selección. Tengas la experiencia que tengas.

  4. Lázaro Armando Celedón Aizprúa says:

    Bueno considero que el enfoque está muy bien planteado, pero la negociación del salario dependerá del tipo de empleo, tipo de empresa y la cultura de cada país.
    También hay la situación de empresas que buscan nuevos trabajadores y anuncian previamente cual es el salario que ofrecen para ese puesto, tomalo o dejalo, dependerá de ti si te conviene o no. En el caso de la pregunta de cuanto desea ganar o a que salario aspiras, etc. es obvio que si estas buscando otro empleo o estas allí en esa entrevista es porque aspiras a un salario mejor que el que tienes actualmente, y eso lo sabe el entrevistador al igual que tu, por lo tanto no debe ser un tema frustrante, si te preguntan pues respondes con honestidad, que aspiras a un mejor salario al que tienes, pero siempre abierto a una negociación, que sea conveniente para ambas partes, porque aparte del salario al que aspiras debes valorar que otros beneficios representa para ti el poder entrar a trabajar a esa nueva empresa, beneficios que tal vez no te ofrece tu empleo actual.

  5. Raúl de Gouveia says:

    En economías con alta inflación son imprescindibles las proyecciones a futuro.

    Si el salario en la empresa de trabajo actual es “adecuado”, para la nueva negociación hay que prever un piso que te lleve con comodidad un mínimo de 1 año o 2 sin aumentos de salarios (aunque las políticas de la empresa digan lo que sea, pues en los países en crisis es muy complicado que los salarios acompañen a la inflación).

    No hay que tomar en cuenta los beneficios “posibles”, porque la palabra “posible” ya indica incertidumbre.

    Es importante considerar las nuevas experiencias y asignaciones que traerá la nueva empresa, muchas veces se podrán comparar económicamente con algunos estudios o cursos de postgrado que podían estar en tus planes a corto plazo.

  6. maria Jesús says:

    El artículo está bien pero no tiene nada que ver con la realidad, al menos en hostelería te dicen 800o900euros el horario y ser multidisciplinario y se acabó la entrevista. Patético pero esto es lo que hay

  7. Jose Manuel says:

    El artículo tiene razón… pero Spain Is Different.
    Osea. eso aquí no funciona.
    Aquí si te preguntan por tu salario anterior es para hacerte ellos el cálculo del 10%. O sea, si tenían pensado ofrecerte, pongamos, 30.000€ y les dices que ganabas 18.000€, te van a ofrecer 20.000€ y luego llegarán hasta 25.000€ como mucho.
    Llevamos la picaresca y el arte de regatear en la sangre y eso se ve hasta en las mejores empresas.
    No las interesa que entrases como becario en trabajo anterior y después de 10 años seas jefe de proyecto pero sigas con el salario congelado desde el primer año.
    Hay que tener muchísimo cuidado con la respuesta porque pueden llegar a pensar que sólo te vas por dinero. Si la diferencia entre lo que ganas y lo que te ofrecen es pequeña, nunca te cogerán porque la conclusión que sacan es que te irás de nuevo en cuanto alguien te ofrezca un poquitín más. Y si te pasas pidiendo quedarás automáticamente fuera del proceso de selección. Pide descaradamente pero haz ver que estás dispuesto a negociar. Y negociar significa ceder ambas partes, algunas veces a cambio de otros beneficios no salariales como plaza de garage, cheques comida, seguro médico privado…. etc.
    A la pregunta de “Cuál es tu salario actual?” suele seguirla (o va implícita) “Cuánto quieres ganar?” así que responde a la primera e inmediatamente responde a la segunda aunque no te la hayan formulado y justifica bien tu petición aunque deja claro que estás abierto a negociación. Pregunta si tienen baremos salariales en función del puesto (suelen tenerlos, así que fuerza a que te los muestren) y deja claro que no quieres ganar más ni menos que el compañero que tienes al lado y que hace lo mismo que tu para no crear conflictos. Que nunca se note que sólo te mueves por dinero. Si tu salario anterior es bajo, justifícalo diciendo que entraste hace x años con una categoría determinada y que en todo este tiempo has tenido el salario congelado a pesar de que ahora tienes más responsabilidades.
    Lo que pidas, pídelo con convicción y justificando bien tu petición. Véndete bien contándoles qué es lo que sabes hacer, pero no les digas que puedes aportarles esto o aquello porque no tienes ni idea de sus necesidades reales y quizá lo que tu dices que aportas les sea indiferente o ya lo tengan cubierto. Y sobre todo recuerda que estás negociando y antes de sentarte ellos ya saben lo que te van a pagar.

  8. Carlos weitl says:

    Yo considero que como mínimo tenes que decir todos las beneficios de la empresa anterior mas un sueldo mínimo 10 o 20% por encima del que realmente tienes.
    Ademas hay que considerar la inflación y que ese sueldo lo tendrás así fijo por un año sin actualizar, lo importante es cuando sera la actualización de tu sueldo en el puesto actual (si falta poco tiempo), en ese caso tendrías que incorporar en el numero que vas a pedir, el aumento de sueldo que estimas tener en la empresa actual.
    Osea que el numero que hay que decir seria el sueldo actual + el % que recibirías de aumento + un 10 o 20% por lo menos.
    Otro punto importante a preguntar es si el puesto esta bajo algún convenio colectivo de trabajo y también que quede claro como se actualizara el salario año a año, principalmente en un contexto de inflación.

  9. gizela says:

    Enhorabuena un fabuloso artículo. ;).

  10. arquitectura says:

    Pues es muy bueno el artículo. Saludos.

  11. Dori says:

    Espero que no me moderéis mi comentario …. y que en ese blog exista la libertad de expresión.
    Saludos!

  12. Dori says:

    1º.- Como dije en otro comentario: “El que quiera saber …. mentiras en él”

    2º.- Esa pregunta PONE EN DESVENTAJA al postulante del puesto y en consecuencia contestar sinceramente a ella, conllevaría ponernos nosotros mismos entre la espada y la pared en el momento de negociar (si es posible ….) el salario de nuestro futuro puesto de trabajo.

    3º.- ¿Cómo narices una seleccionadora de rrhh pierde el tiempo en averiguar cuál era mi último salario? y por cierto, ¿Dónde pregunta?, dudo que la antigua empresa le dé ese dato? ¿Es que pregunta a Hacienda? es legal … jajjaj
    Es queeeeeee tela las tonterías que algunos escriben !!!
    EL SALARIO (si es negociable) es casi el último escalón donde la empresa y el futuro empleado acuerda la remuneración ; por lo tanto hay que ser tonto para enseñar tus cartas a la persona con la que vás acordar tu salario.

    4º.- Considero que esa pregunta pertenece al ámbito privado de una persona y de la Hacienda Pública.

    5º.- No creo que esa pregunta deba entrar en la VALORACIÓN DE LAS COMPETENCIAS PROFESIONAL Y PERSONALES DE UN CANDIDATO.
    Porque entonces ….. si quieren “jugar”, pues “juguemos ” !

    Todo esto visto desde una desempleada “quemada” por las circunstancias del mundo laboral en España.

  13. Francisco says:

    Está bien, pero en una cosa no estoy de acuerdo, y lo digo por experiencia: que te pregunten cuánto deseas cobrar no tiene por qué ser tan buena noticia. Mi experiencia personal es que en todas y cada una de las entrevistas me lo han preguntado, y no creo que en todas estuvieran interesados, de hecho de la mayoria no volví a tener noticias.

    Yo creo que es una pregunta más de la entrevista, como cualquier otra.

  14. Excelente información, lo tendré muy en cuenta. Gracias

  15. Jonathan Vega says:

    me encanto! en estos momentos estoy desempleado y me sirvio de mucho. Gracias

Deja un comentario:

*