Actitud en las entrevistas y en tu vida personal/laboral. Las metas.

No hay duda que las entrevistas de selección son duras, incluso todos o casi todos afirmaremos que el hecho de buscar trabajo es más duro que trabajar.

Yo misma soy una persona que se toma las cosas muy en serio y afrontar los rechazos que nos van entrando no es fácil. Es seguramente la parte más dura de todo este proceso.

Como ya habréis ido leyendo, se ha hablado de como elaborar un buen CV, de los errores más habituales que cometemos, las faltas de ortografía en las cartas de presentación-CV, de porqué no nos llaman… de la apariencia que debemos llevar, de nuestra motivación.

Vamos a hablar de una técnica, una actitud que nos puede ayudar a alcanzar nuestros objetivos, no sólo en la búsqueda de empleo, sino en todo;  que es fijar objetivos-metas, saber lo que queremos y fijarlo bajo una buena motivación y unos conceptos que os diré.

Porqué hay veces que no nos comunicamos de la forma que queremos? Porqué actuamos con desgana o excesivo racionalismo en entrevistas, dinámicas…?

Muchas veces es porqué sabemos que nos están evaluando, porqué sabemos que sólo tenemos esa oportunidad para demostrar lo que valemos, y sencillamente nos bloqueamos, centramos nuestra atención en eso, y es precisamente lo que no debemos hacer.

Pensamos en hacerlo bien frente a los demás en lugar de decir tengo que conseguirlo porqué es mi meta, mi sueño y pondré todas mis ganas, esfuerzo por hacerlo, porqué eso me hará feliz; como ya hemos hablado de la ansiedad, y de como nos puede afectar, no vamos a hablar otra vez de ella, porqué ya sabemos lo que es.

Hay diversas formas para superarla y para desenfocar la ansiedad. Pero muchas veces aparece porqué no definimos bien nuestra actitud y meta. Debemos establecer una buena estrategia con una correcta actitud en todo lo que nos proponemos y alcanzar el éxito bajo siete conceptos que os diré.

Como?

La actitud es algo muy importante a la hora no sólo de encontrar empleo sino en toda nuestra vida laboral y personal.

Una actitud abierta, comunicadora nos abre puertas indiscutiblemente. Cierto que es que dependiendo del puesto se requerirá una dosis más o menos alta; pero todos estaremos conformes en que la motivación que se refleja hacia fuera y la comunicación, la empatía con la persona que tenemos delante,o las personas que tenemos delante, es un punto a favor.

Antes nos fichaban por nuestras notas, por nuestras aspiraciones/objetivos en la empresa, y contra más años atrás, en sistemas patriarcales (sistemas donde imperaban las normas y la poca comunicación de empleados a jefes), los empleados sólo tenían que ser eficientes. Desde hace ya algunos años las cosas han cambiado.

Ahora aparte de tener una buena hoja de expediente, tenemos que saber comunicarnos y se nos ha de ver con motivación, con ganas; debemos poder demostrar que valemos para ese puesto.

Es verdad que hay ciertas personas que irradian un entusiasmo de forma natural que otros no tenemos?

En parte quizás sí, pero lo que les ocurre a esas personas es que saben lo que quieren y actúan en consecuencia, ponen todo lo que tienen, todos sus esfuerzos los llevan a conseguir esa meta deseada. Tienen una meta que desean alcanzar.

Entonces?  Encuentra tu meta.

Cual es tu meta? Tu sueño real que puedes alcanzar, realista?  Las metas son algo importante en la vida, los objetivos.

Si nos marcamos una meta que nos guste, por muy difícil que sea el camino, sabemos que pondremos más esfuerzo, más ganas, más motivación y sabremos comunicarnos mejor. Nuestra actitud será la idónea.

Tenemos que fijar nuestro puesto soñado como una meta que podemos conseguir. Los grandes triunfadores no sólo tienen carisma, y ponen esfuerzo, también se guían por metas, por objetivos bien pensados bajo una estrategia. 

Debemos como ya he dicho, dejar de pensar primero en que nos van a analizar en las entrevistas, debemos ir con actitud de conseguir nuestra meta por nosotros, para nosotros. Y para ello hay que definirse, hay que saber bien nuestros puntos débiles y fuertes, y sobre todo saber que es lo que nos apasiona. 

Que es lo que te apasiona? Aquello por lo cual vas a aplicar? Averígualo primero y luego lucha por ello. Tómate tiempo y esfuerzo en averiguarlo y ten en cuenta, que eso no implica que sea más fácil la búsqueda, tan sólo que estarás al cien por cien de tus aptitudes y de actitud.

Como han triunfado las personas como Steven Spielberg, Steve Jobs…y haciendo lo que más les gusta. Pero eso no basta, eso es el buen comienzo. De allí se fabrica y se consigue mucha energía.

Allí está la clave, si luchamos por algo que nos gusta, por lo que estamos motivados, indudablemente, lucharemos con más fuerza, seguramente diría que con todas nuestras fuerzas.

Como ya hemos dicho la actitud es la base, las ganas; si creemos en lo que hacemos, la comunicación-motivación viene más fácilmente y es más genuina.

Y además de esto hace falta algo más. Hacen falta siete requisitos, los siente conceptos que he dicho, que hacen falta para llegar con éxito al empleo deseado.

Pero no sólo en la búsqueda de empleo, sino en todo; en las relaciones personales, en el trabajo…Cuales son?

Siete conceptos que nos llevan a triunfar. Aplícalos.

Pasión, fe, estrategia, valores, esfuerzo, poder de adhesión y como ya hemos dicho saber comunicarse.

Sin estas cualidades no llegamos a la meta con éxito, éstas son las cualidades de los grandes líderes, de las personas que llegan a sus más altas metas. Éstas deben ser tus cualidades.

Steven Spielberg comenzó a ir por los estudios de grabación con catorce años, e iba cada día como uno más, insistiendo en que se le tomara en cuenta.

Era su pasión y con fe y estrategia, esfuerzo…logró lo que quería sin importarle los incesantes rechazos que obtenía.

En resumen, averigua tu pasión, te repito lucha por tu meta, tu puesto de trabajo, crea tu futuro en lugar de encontrártelo; nadie regala nada y tampoco debemos mendigar, hay que comunicarse, creer en lo que decimos con fe y bajo lo que creemos, y actuar con pasión, pensar y ejecutar con pasión, esforzarse en elaborar una buena carta de presentación-cv-vestimenta, esforzarse por dar una buena impresión y saber conectar con las personas que nos rodean.

Y no dar nada por sentado.

 

 

 

 

Por: Elena G. Socia PFEVEAC. Consultoría especializada en Selección 2.0.