Volviendo a conseguir empleo después de ser despedido.

Ser despedido de un empleo es una de las experiencias más difíciles para toda persona: tu autoestima y tu confianza en ti mismo pueden decaer mucho durante este suceso.

Ya sea por recorte de personal, por problemas de tu desempeño o problemas con tu jefe o con compañeros de trabajo, ser despedido siempre duele pero no debes permitir que esto dañe tu ego a largo término porque necesitarás ponerte en marcha y volver a integrarte al mercado laboral. Sigue leyendo